Notas

LOS 15 AÑOS DE GENÉTICA MANDIYÚ

PUBLICIDAD

Los 15 años de Genética Mandiyú


La empresa festejó sus primeros quince años de trabajo y compromiso con el sector algodonero argentino.


Fuente: CDM Mandiyú S.R.L.


El día 8 de julio en el salón del Hotel Atrium Gualok de Presidencia Roque Sáenz Peña, Chaco, Genética Mandiyú realizó una cena para celebrar su aniversario número 15 de trabajo junto a los productores y técnicos vinculados al cultivo del algodón.


Haciendo historia

En la ocasión y en medio de un clima cordial y de camaradería, el Gerente General; Ingeniero Marcelo Falco se refirió a los presentes. Comenzó diciendo:” estamos felices de festejar estos 15 años. En 1998, nacía y se daba a conocer dentro del mundo algodonero argentino Genética Mandiyú. El espacio de desarrollo del cultivo, en esos años era muy distinto al actual. Aquel mundo, era sustantivamente más amplio, ya que la superficie país se hallaba en torno a 750.000 has, pero además, esa gran superficie algodonera demandaba y provocaba, a la par, un uso excesivo de agroquímicos destinados al control de plagas especialmente y al control de malezas.

El Ingeniero Falco afirmó: “ese mundo algodonero, anunciaba una crisis muy significativa, reflejada en la declinación de los precios de la fibra a nivel global, en nuestro país se expresaba en el terreno, a través de un solo modelo productivo, que pendulaba en eficacia, según el nivel y disponibilidad de la tecnología aplicada. La escasa diversidad tecnológica y la depreciación de la fibra fueron determinantes al comprometer seriamente la sustentabilidad del cultivo, en el país y en la provincia, pocos años después. Así, los desafíos de Genética Mandiyú, al cabo de nacer, no fueron pocos, ni fueron solamente de naturaleza tecnológica, tales como ser los pioneros al proponer la adopción de una tecnología limpia, en la producción de algodón y ser los primeros en incluir dentro de la tecnología ofrecida, conceptos de calidad innovadores, en la semilla de algodón”.

Luego agregó:”hubo otro gran desafío para Mandiyú, y fue precisamente, lo que motiva hoy nuestro festejo, nuestros 15 años. Ese desafío consistió en aprender a ver el futuro, sin descuidar la incertidumbre de las circunstancias, para ser siempre, una opción posible y sustentable.

Hoy el mundo del algodón, en nuestro país, cuenta con una superficie, aunque menor a la de 15 años atrás, menos variable y menos volátil. Este mundo que merodea las 500.000 has, se vale de una tecnología limpia que permite un uso racional y reducido de agroquímicos por hectárea y por campaña. Aquel único modelo productivo, frágil y pendulante hoy ha sido reemplazado por una diversidad de matrices que permiten la predictividad y la necesaria sustentabilidad del sector. Hoy es pensable y posible poner en manos de todos los segmentos productivos la mejor y más eficaz tecnología. Modelos adaptados a pequeños productores, como los aplicados en Formosa y recientemente en la República de Paraguay, nos permiten el optimismo de pensar que el algodón, además de ser un cultivo necesario para lo social, también es posible”.

Por último, el ingeniero Falco dijo:”muchos somos y hemos sido Genética Mandiyú, al cabo de estos intensos quince años. Y podemos decir que tanto los que fuimos y los que somos Genética Mandiyú, hemos consolidado en nuestra experiencia, un valor común. Como dijera Eduardo Galeano “somos lo que hacemos, pero esencialmente somos lo que hacemos para cambiar lo que somos”, ese valor que nos hermana en la experiencia y en el tiempo compartido, es el de estar dispuestos siempre al cambio, a la mejora continua, en camino a la excelencia, porque creemos que es necesario y que es posible.”


La solidaridad fue parte de los festejos

Las personas que forman parte de Genética Mandiyú habían decidido compartir este festejo, siendo solidarios con su comunidad.
El 8 de julio en horas de la tarde todo el personal de Mandiyú concurrió al Cottolengo Don Orione para hacer entrega de donaciones, conocer lo que hacen allí y compartir un chocolate con facturas con toda la gente.

El Cottolengo Don Orione, está ubicado en la ciudad de Pcia. Roque Sáenz Peña, donde se alberga a más de 70 personas con capacidades diferentes. Aquellos que lo conocen, pueden dar testimonio del trabajo ejemplar que allí realizan las hermanas y su equipo de colaboradores.

Este año Genética Mandiyú va a colaborar fuertemente la tarea de esta institución: asistiendo a través de una donación para que puedan hacer una importante refacción en el edificio y apoyando un proyecto llamado “Cosechando Nutrientes” que tiene que ver con la construcción de un invernadero para plantar y producir mamones. Este proyecto desarrollado por el Cottolengo ha sido seleccionado hace unos días por “Semillero del futuro”; el Programa de responsabilidad social de Monsanto que financia proyectos productivos que agreguen valor y dejen capacidad instalada en las comunidades donde viven y trabajan los empleados de la firma.

Además, desde el 2012 la empresa se ha sumado al Programa VALOR de AMIA de responsabilidad social empresarial, a través del cual se brinda capacitación a pequeños productores y cooperativas algodoneras de Chaco y Formosa.



Aviso Legal:
© 2013. CDM MANDIYU S.R.L. Quedan todos los derechos reservados. No se permite la reproducción total o parcial de esta obra, ni su traducción, ni su incorporación a un sistema informático, ni su locación, ni su transmisión en cualquier forma o por cualquier medio, sea este electrónico, mecánico, por fotocopia, por grabación y otros métodos, sin el previo y escrito consentimiento de CDM MANDIYU S.R.L. La violación a cualquiera de estos derechos exclusivos implica responsabilidad del infractor que dará lugar a sanciones civiles o criminales”.

Más Beneficios

Seguro de Resiembra
Oferta Pública BG/RR
ORL
Ácido Deslintado
Semilla Certificada
Servicio Técnico